Síndrome de Wanderlust: la enfermedad de viajar

¡Viajar para… creer!

  • cuota

Wanderlust es una palabra alemana que deriva de la unión de dos palabras “Wander”, vagar, y “Lust”, deseo, y se utiliza para describir el impulso de explorar el mundo o de estar siempre buscando un nuevo destino para el próximo viaje.

Si antes se consideraba solamente una disposición de algunas personas, ahora, según una investigación publicada por la revista “Evolution and Human Behaviour” parece que esté relacionada con la genética; deriva del llamado «gen del viaje» rebautizado obviamente como “gen del Wanderlust”. Se trata de un receptor de Dopamina D4 que es el responsable de la pasión, del amor y de la curiosidad, y que hace que nos atraigan los estímulos externos. Este receptor trabaja también en estrecho contacto con la Dopamina, que tiene una acción importante para determinar nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, el “gen de Wanderlust” solo está presente en el 20% de la población mundial, ubicado geográficamente en un área muy precisa. Según otro estudio el gen del Wanderlust estaría presente en la población que en los principios de la historia tuvieron que desplazar y han afrontado grandes migraciones. La última investigación del National Geographic ha revelado que las personas con el “gen del Wanderlust” están más predispuestas al riesgo, a probar comidas insólitas, a tener una mayor número de relaciones sociales, tiene un mayor deseo de compartir y experimentar siempre nuevas aventuras.

Esto significa que el «Síndrome de Wanderlust» se ha convertido en la enfermedad de quien no puede estar parado en un lugar o siente un deseo, casi una obsesión, de explorar el mundo y ver nuevos lugares, entrando en contacto con nuevas culturas. Comienza a ser considerado como tal cuando se busca incesantemente el precio del vuelo más conveniente, donde no importa el destino sino partir. Muchos dudan si considerarlo una enfermedad, prefieren pensar que es un hobby, una válvula de desahogo a la que recurrir en cuanto es posible o mejor aún…una pasión.

cuota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la politica de prívacidad*